Equipo médico chileno-alemán realiza primer trasplante de corazón artificial mínimamente invasivo

Kunstherz Ampliar imagen (© picture alliance / dpa) Los días 19 y 21 de agosto de 2013 se implantaron por primera vez y en forma exitosa en el hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar dos corazones artificiales. Las intervenciones se llevaron a cabo en el marco de un proyecto de cooperación conjunto con la Clínica de Cirugía Cardiaca, Torácica, de Trasplantes y Vascular de la Universidad Médica de Hannover (HTTG-Chirurgie Hannover).

La colaboración de ambos médicos de Hannover, el Prof. Dr. Jan D. Schmitto y el Dr. Sebastián Rojas, con sus colegas chilenos, los doctores Andrés Vera y Oneglio Pedemonte, se presenta como un ejemplo sobresaliente de la cooperación chileno-alemana en el ámbito de la investigación y el desarrollo y ha generado en Chile gran atención de parte de los medios de comunicación. El gran promotor de este proyecto ha sido el Prof. Dr. Axel Haverich, quien se desempeña como Director del HTTG-Chirurgie de Hannover.

Los tiempos de espera de órganos para salvar vidas suelen ser prolongados, lo que significa una gran incertidumbre y sufrimiento para los pacientes y sus familiares. Por lo tanto, el desarrollo e innovación de órganos artificiales y de su adecuado trasplante es de gran importancia para la futura atención médica de un número creciente de personas.

El 22 de agosto de 2013, el equipo médico chileno-alemán presentó su fascinante proyecto de cooperación de trasplante de corazón artificial también en la Embajada de Alemania. Se trata de una técnica mínimamente invasiva desarrollada en la Universidad de Hannover, que en Chile fue empleada por primera vez de forma completa en Sudamérica. La intervención debiera registrar una tasa de éxito significativamente superior a los métodos de implantación existentes – con alto grado de invasión – y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

“Ambos trasplantes proporcionan sólo el punto de partida para la colaboración. La meta es construir una cooperación sostenible en el ámbito de los trasplantes de corazón artificial, con el fin de poder seguir realizándolos en el futuro y de manera rutinaria en Chile”, indicó el Prof. Dr. Jan D. Schmitto, quien desarrolló el método de trasplante mínimamente invasivo.