Un exitoso comienzo: „café científico“ alemán-francés

Dra. Annette Weerth (Embajada de Alemania) y Pascal Delisle (Embajada de Francia) inauguran la presentación. Ampliar imagen Dra. Annette Weerth (Embajada de Alemania) y Pascal Delisle (Embajada de Francia) inauguran la presentación. (© Embajada de Alemania) Vivir la amistad, fomentar la ciencia e impulsar el debate; tal es la meta del “café científico” alemán-francés, que por primera vez se llevó a cabo el 20 de junio de 2013 en Santiago de Chile.

Cincuenta años después de que Konrad Adenauer y Charles de Gaulle dispusieran en 1963 con el Tratado del Elíseo el fundamento para una cooperación de gran alcance entre Alemania y Francia y especialmente para el establecimiento de una reconciliación única orientada a los jóvenes de sus pueblos, la estrecha coordinación de ambos países ha tenido hoy un reflejo político en un tercer estado como Chile. El año alemán francés con motivo del 50 aniversario del Tratado del Elíseo fue para ambas embajadas en Chile el impulso para organizar un ciclo de conferencias – en el marco de “cafés científicos” – dedicado a temas actuales y socialmente relevantes de investigación y ciencia. Ello con la idea de compartir conocimientos, despertar intereses y señalar posibilidades para la investigación y el desarrollo en una atmósfera agradable, acompañados de café y bocadillos.

Los tres investigadores - Dr. Christophe Dumas, Dr. Steffen Mieske y Dr. Luis Barrera - participan de la exposición científica. Ampliar imagen Los tres investigadores - Dr. Christophe Dumas, Dr. Steffen Mieske y Dr. Luis Barrera - participan de la exposición científica. (© Embajada de Alemania) Bajo el tema “¿Estamos solos en el universo?”, en esta ocasión los tres investigadores astronómicos Dr. Christophe Dumas, Dr. Steffen Mieske y Dr. Luis Barrera presentaron en una conferencia de una hora interesantes tesis que luego fueron discutidas en el marco de una animada participación. Más de 50 científicos y otros interesados se inscribieron para la conferencia que se desarrolló en el planetario de la Universidad de Santiago (USACH).

Justamente, Chile ofrece en el ámnito de la astrofísica muchas posibilidades para científicos de todo el mundo. Con la inauguración a comienzos de este año del complejo astronómico Atacama Large Millimeter/Submillimeter Array (ALMA), el país andino cuenta con un moderno telescopio espacial a 5 mil metros sobre el nivel del mar, el proyecto de investigación astronómica más grande del mundo, que es impulsada conjuntamente por Europa, Asia y Norteamérica. Otro “buque insignia” es el telescopio óptico V-ELT, que es gestionado en Paranal por el Observatorio Europeo Austral (ESO).

Que otros “cafés científicos” sigan desarrollándose en forma periódica no es sólo un anhelo de sus iniciadores, sino que también fue expresado unánimemente por sus numerosos asistentes. “¿De qué otra manera podemos tener acceso de manera tan sencilla a conferencias tan extraordinarias?”, fue la conclusión de una satisfecha participante.

Embajadas de Alemania y Francia celebran tarde científica en el Observatorio Europeo Austral en Santiago

Ambos embajadores y científicos exponen sobre el trabajo de cooperación en el marco de las actividades de ESO y ALMA.

Por invitación de los embajadores de Alemania, Hans-Henning Blomeyer-Bartenstein, y de Francia, Marc Giacomini, el 16 de mayo se celebró una “tarde científica franco-alemana” en la sede del Observatorio Europeo Austral (ESO) en Vitacura. La conferencia formó parte de la serie de actividades conjuntas que ambas embajadas han organizado en el marco del “Año Alemán-Francés”, con el objetivo de mostrar el trabajo de cooperación que los dos países desarrollan en Chile en los ámbitos de la cultura, la ciencia, la política y de los asuntos consulares.