Alemania presenta cinco destacadas cintas en el 16° Festival de Cine Europeo

Ampliar imagen

Con un amplio catálogo fílmico de más de 50 películas se presentó entre los días 8 y 18 de mayo en Santiago la 16° versión del ya tradicional Festival de Cine Europeo. El ciclo continuará en regiones entre el 15 y 29 de junio. Más de una veintena de países de Europa participa en la iniciativa ofreciendo al público chileno una destacada selección de su producción fílmica nacional en cuatro complejos cinematográficos de Santiago y once ciudades a lo largo de Chile. La inauguración del evento se llevó a cabo el día 8 de mayo a las 19:30 hrs. en la Cineteca Nacional y fueron invitados representantes de la Unión Europea, embajadores y cónsules de los países participantes, autoridades de gobierno y representantes de la escena audiovisual chilena. 

Como en años anteriores, Alemania vuelve a tener gran presencia con la presentación de cinco reconocidas películas: “Oh Boy” de Jan Ole Gerster, “La medición del mundo” de Detlef Buck, “Hotel Lux” de Leander Haußmann, “Kadish para un amigo” de Leo Khasin y “El hijo adoptivo” de Markus Imboden. 

"Oh Boy"

Kinostarts - "Oh Boy!" Ampliar imagen (© picture alliance / dpa) Con una cuidada fotografía en blanco y negro y una banda sonora alucinante, “Oh Boy” de Jan Ole Gerster aborda la vida de Niko, un joven veinteañero, que vive en Berlín, abandonó los estudios de Derecho hace dos años, y desde entonces deambula por la vida. Sin saber de ello, su adinerado padre le sigue pagando una mensualidad—hasta ahora. Porque un día Niko descubre que su cuenta bancaria está vacía y un cajero se traga su tarjeta. Pero ese es sólo el comienzo de un día en el que las cosas irán de mal en peor. A Niko le queda cada vez más claro que debe imprimirle una nueva perspectiva a su vida. Jan-Ole Gerster logró que su primer largometraje fuera el gran ganador en la ceremonia de los Premios del Cine Alemán 2013, donde triunfó en las categorías de Mejor Película, Director, Guión, Actor (Tom Schilling), Actor Secundario (Michael Gwisdek) y Banda Sonora. Además ganó el galardón al debut fílmico en los Premios del Cine Europeo.

"La medición del mundo"

"Die Vermessung der Welt" - Dreharbeiten in G�rlitz Ampliar imagen (© picture alliance / dpa) “La medición del mundo” (“Die Vermessung der Welt”) de Detlef Buck reúne a dos grandes científicos alemanes de comienzos del siglos XIX: Alexander von Humboldt, hijo de una familia de la nobleza, quien viaja a Sudamérica, para medir el continente y descubrir nuevas formas de vida, y Carl Friedrich Gauss, nacido en un entorno modesto, quien investiga en el escritorio de su casa, y se convierte en un reconocido matemático. El hecho de que Humboldt se sienta atraído por el ancho mundo, mientras que Gauss prefiera seguir sus investigaciones en el calor y la seguridad de su hogar, se explica tanto a través de las diferentes biografías de los investigadores como de sus talentos son casi opuestos, aunque a ambos los mueva una curiosidad sin límites. La obra de Buck se basa en la novela del autor Daniel Kehlmann, quien trabajó como co-guionista en esta adaptación cinematográfica, que se rodó en Görlitz, Viena y Ecuador. 

"Hotel Lux"

Kinostarts - "Hotel Lux" Ampliar imagen (© picture alliance / dpa) “Hotel Lux” de Leander Haußmann se ambienta en el Berlín de 1933, donde los cómicos Hans Zeisig y Siggi Meyer deslumbran en el cabaré Valetti con una parodia conjunta de Hitler y Stalin, sin dejar que los primeros intentos de intimidación les perturben. Pero pronto las cosas dejarán de ir tan bien. Meyer se sumerge en la oposición, es capturado y llevado a un campo de concentración. Zeisig huye con un pasaporte falso y llega a Moscú, al tristemente célebre Hotel de emigrantes Lux. El servicio secreto soviético cree que es el astrólogo personal de Hitler; Zeisig le lee las estrellas a Stalin y se adentra en las luchas por el poder de los conspiradores de Stalin. Zeisig ama a Frida, una luchadora holandesa de la resistencia que lo protege hasta que ella misma se ve desfavorecida. Al final se cumple su sueño: en agosto de 1939, el día en que el Ministro de Asuntos Exteriores de Hitler viaja a Moscú para firmar el Pacto de no agresión entre Stalin y Hitler, Zeisig, Meyer y Frida emprenden su huida hacia Hollywood. 

"Kadish para un amigo"

Kinostarts - "Kaddisch f�r einen Freund" Ampliar imagen (© picture alliance / dpa) En “Kadish para un amigo”, el director Leo Khasin narra la historia de Alí, un fugitivo de El Líbano sin permiso de estadía definitivo en Alemania y que llega al barrio berlinés de Kreuzberg. Criado en un campo de refugiados palestinos, aprendió, desde niño, a odiar a los judíos.  Los muchachos del barrio lo ponen a prueba: para demostrar su valentía, tendrá que entrar a robar en la vivienda de un vecino, un inmigrante ruso judío, quien lo reconoce y denuncia a la policía. La madre de Alí logra convencer a Alexander de retirar la denuncia - a cambio de que Alí lo ayude a reparar su vivienda. Al principio, los dos inmigrantes, de generaciones y culturas diferentes, mantienen el tono hostil. Pero, poco a poco, el hielo se va rompiendo, y ambos comienzan a sentir un cierto respeto, e incluso aprecio mutuo. El largometraje fue ganador del Premio del Cine Alemán como mejor película infantil.

"El hijo adoptivo"

Kinostarts - "Der Verdingbub" Ampliar imagen (© picture alliance / dpa) Finalmente, en “El hijo adoptivo”, del cineasta Markus Imboden y presentada en el marco del festival conjuntamente por Alemania y Suiza, se narra la historia de cómo las autoridades suizas, hasta mediados del siglo pasado, sustrajeron de sus entornos habituales a incontables niños y niñas huérfanos, hijos de matrimonios divorciados o ilegítimos, y los enviaron a trabajar a granjas. Aquello que fue pensado como una medida para prevenir la pobreza infantil, llevó a menudo a la explotación y al abuso. Lo que se denuncia es un sistema de hipocresía y oportunismo, que lleva a que nadie quiera ver la realidad, e incluso los representantes de la iglesia, y con ellos las autoridades, pretendan hacer a los niños responsables de los conflictos. En Suiza, pese a la crudeza de la historia, EL HIJO ADOPTIVO fue una de las películas de mayor éxito de la temporada. En octubre de 2012, en el festival "SCHLINGEL", el Instituto Goethe otorgó su premio al cine para niños y jóvenes a esta película.

Revise toda la programación desde el sitio web oficial del evento: www.festivalcineeuropeo.cl