Industria 4.0 – La producción del futuro

12-oct-2017

Botschafter Rolf Schulze Ampliar imagen (© Botschaft Santiago) El jueves 12 de octubre, la Universidad Técnica DUOC UC invitó a numerosos estudiantes de las carreras de Automatización y Construcción de Maquinarias, además de representantes de los ámbitos de la ciencia y la economía, a discutir sobre la cuarta revolución industrial, también conocida como “Industria 4.0”. El Embajador alemán, Rolf Schulze, fue convidado para hablar sobre los avances en la economía alemana y la influencia de la Industria 4.0 sobre el mercado laboral. La Industria 4.0 se refiere al siguiente paso de la revolución industrial – la automatización de las máquinas. La meta es alcanzar un aumento de eficiencia en la producción, en el cual las máquinas, dentro de mayores cadenas de producción, reaccionen independiente e individualmente a los cambios denlas necesidades y deseos de los clientes, y a la vez permanezcan en contacto tanto con proveedores como con clientes.  El Embajador Schulze destacó aquí especialmente la importante y buena cooperación de la economía alemana con el Gobierno Federal y la ciencia para hacer que la Industria 4.0 sea también accesible y utilizable por las empresas medianas.

Debido a que muchos trabajadores temen por sus puestos de trabajo debido a estos avances, el Embajador Schulze se refirió al rol central que juega la política, que debe crear condiciones marco. Al respecto, aludió sobre todo a los nuevos y necesarios enfoques en la política educacional. Con la economía orientada hacia el futuro y la creciente digitalización se llegaría a un desplazamiento de las competencias de trabajadores establecidos, que requieren medidas de capacitación y educación continua. Simultáneamente, los planes de estudio y las carreras debieran ser formulados de manera flexible a futuro para poder permanecer vigente con los avances tecnológicos más recientes

Luego del discurso del embajador Schulze, se desarrolló una breve discusión en la cual el Embajador respondió preguntas de los asistentes antes de que los demás oradores informaran sobre las características técnicas de la Industria 4.0 y sobre sus propias experiencias con ella.

Discurso del Embajador Rolf Schulze en seminario "Desafíos de la Industria 4.0" en Duoc UCSeñor Director de la Sede San Joaquín Duoc UC, don Pedro Troncoso

Director de Área Escuelas Ingeniería, Construcción y Recursos Naturales Duoc UC, señor Santiago Marín
Directores de Carrera, Docentes y Alumnos Duoc UC
Representantes de Empresas de Automatización.

Señoras y señores,

Muchas gracias por haberme invitado a este importante evento.

La economía alemana actualmente está pasando por su mejor momento. Dos de los numerosos motivos que no enumeraré todos, son la orientación internacional de las empresas medianas y la inmensa fuerza innovadora de la economía alemana. Gracias a la proyección internacional, las empresas medianas logran abrir sucursales en el mundo entero, como también ofrecer y vender sus productos a nivel mundial. La gran fuerza innovadora de la economía alemana es el resultado de importantes inversiones y un trabajo duro y constante, dedicado a seguir desarrollando diariamente el sistema económico alemán y sus productos. No es casualidad que Alemania desde hace años es el país que más solicitudes de patentes nuevas presenta anualmente. Sin embargo, para poder mantener este estatus, es importante contar con personal altamente cualificado y seguir formándolo, dado que es éste que asegura la competitividad de Alemania como centro de producción.

En la actualidad Alemania sigue teniendo un rol pionero, implementando una nueva “revolución industrial”: El término de “revolución” se usa a menudo en este contexto, a pesar de que se trataría más bien de un desarrollo constante, de una “evolución” de las estrategias (de producción) hasta ahora conocidas y aplicadas. Los crecientes desafíos en la producción, es decir la diversidad de las exigencias de los clientes o las fluctuaciones de la demanda a corto plazo, requieren un replanteamiento en la producción. Se debe producir de manera más eficiente, individual y flexible. Para poder lograrlo, introduciendo la Industria 4.0, no solamente las máquinas individuales sino toda la cadena de producción se dota del software correspondiente. Así cada máquina en su eslabón sabe perfectamente qué paso de trabajo llevan a cabo las otras máquinas y cómo lo hacen. De esta manera, determinados procesos pueden ser controlados a nivel global y, según la situación, es posible responder individualmente al producirse algún cuello de botella, por ejemplo, o adaptarse a otro producto o diseño.

El Gobierno alemán, la economía y la ciencia, colaboran estrechamente para implementar este concepto de la Industria 4.0 de manera que sea accesible y aplicable para todos y los riesgos sean mínimos en lo posible. Por una parte esto significa que deben combinarse las tecnologías de información, técnicas de automatización y la producción, a condición de que la empresa sigua generando beneficios. Por otra parte, también debe velarse por que el personal cualificado comparta su know-how, aplique sus respectivos estándares mutuamente y que se establezcan marcos legales.

¿Pero qué significa esto directamente en las plantas de producción?

Está claro que una individualización, flexibilización y un aumento de la producción también significa introducir cambios en la producción. Aquí observaremos que en el largo plazo, el personal irá desapareciendo del proceso productivo, volviéndose prácticamente superfluo a raíz de la automatización. Sin embargo: el personal se necesitará en otro lugar, en el área de la planificación, control y operación de las plantas. Es decir que se trata meramente de un desplazamiento de las competencias de los empleados y de una ampliación de los perfiles de cualificación. Esto significa sobre todo que los empleados ya formados deberán seguir cursos de perfeccionamientos y readiestramiento profesional, se deberán incorporar las competencias correspondientes al currículo de la formación profesional y las carreras técnicas de las respectivas profesiones en el futuro deberán diseñarse de manera flexible, dado que constantemente aparecerán software y sistemas más nuevos y mejores, a los que habrá que adaptarse; de este modo, la tendencia será la formación permanente.

Sin embargo no solo la situación del personal especializado constituye un tema central al implementar la Industria 4.0. Mientras algunas empresas grandes ya están aplicando la Industria 4.0 en sus líneas de producción, hasta ahora no ha llegado a las empresas pequeñas y medianas.  Estas deberán poner atención de no quedar atrás, lo cual podría tener enormes consecuencias para la competitividad en el contexto internacional. Por ello, el Ministerio Federal de Educación e Investigación – BMBF – apoya el desarrollo de herramientas para la evaluación de la rentabilidad para poder asegurar las inversiones y evaluar la viabilidad de tecnologías para la Industria 4.0; fomenta posibles soluciones (best practice) para la mediana empresa, para facilitar procesos de adaptación gracias a soluciones transferibles; asimismo fomenta focalizadamente estrategias de introducción y recomendaciones de implementación para la reestructuración necesaria de las líneas de producción. A través de la colaboración de Estado, economía y ciencia, se pone atención en que las empresas más pequeñas también puedan implementar la Industria 4.0, manteniendo de este modo equilibrada la economía alemana.

Otro punto central es que los estándares técnicos actuales solamente no son suficientes para implementar exitosamente la Industria 4.0. Gran parte del valor agregado en la construcción de máquinas e instalaciones, así como también en la automatización, consiste en desarrollar software.  La complejidad del software aumenta constantemente, dado que debe ser aplicable tanto para el proveedor como también para el productor y cliente. Para ello, la Asociación Alemana de Industrias Eléctricas y Electrónicas desarrolló un modelo que se usa para estandarizar estructuras de comunicación y sistemas que a su vez sirve de base para un desarrollo eficiente e integración de sistemas de la Industria 4.0.

El último tema central es una tecnología de seguridad completa y sin riesgos que debe introducirse para proteger adecuadamente los enormes volúmenes de datos compartidos ya no solamente a nivel interno, sino también con proveedores y clientes. En este contexto surgió el Proyecto Referencial Nacional de Seguridad Informática “IUNO” que muestra a las empresas cómo se puede minimizar los puntos de ataque para los hacker y asegurar así su sistema. Adicionalmente, desde 2017 existe un programa de seguridad informática especial del Gobierno Federal con énfasis en la seguridad de la Industria 4.0.

No obstante, la transformación desde la industria analógica hacia una digital no solamente constituye un desafío para la industria misma, sino también formula demandas a la política. Mientras en la economía se trata, sobre todo, de adaptarse a la demanda global, especialmente a requerimientos del mercado y cambios en la demanda, así como a nuevos procesos y flujos de trabajo, es tarea de la política crear las condiciones marco correspondientes para hacer posible la transformación digital.  Esto significa, entre otros, que se deberá proporcionar las infraestructuras requeridas y adaptar la política de educación y los planes de estudio a los nuevos requerimientos, crear un entorno económico general que ofrezca nuevas perspectivas de futuro. En el contexto de la Industria 4.0, en Alemania se está exigiendo un ingreso básico incondicional y una redistribución del pago fiscal a aquellos empleadores que implantan líneas de producción completamente automatizadas para así poder mantener el estado de bienestar en Alemania y asegurar que no se provoque una pobreza masiva. Al área de la educación también le corresponde un papel especial, dado que se eliminan empleos en la producción, surgiendo a la vez nuevos empleos en la tecnología de la información. Esta supresión de puestos de trabajo o incluso de categorías profesionales enteras constituye uno de los mayores temores que tienen los empleados en relación con la Industria 4.0. Especialmente en las áreas de la producción y logística, en el futuro, los procesos rutinarios serán ejecutados por máquinas. En ello el acento debería estar en procesos rutinarios. Tareas típicas de este tipo serían por ejemplo los trabajos en la cinta de producción o el transporte desde el punto A hasta el punto B. Sin embargo cabe enfatizar que se crearán nuevas profesiones y puestos a ocupar. Esto ya ha sido mostrado por la automatización en el pasado. Ante esta transformación se debe responder a tiempo  re cualificando a los empleados afectados.  Para ello es necesario que la sociedad misma se convierta en una sociedad de rápido aprendizaje. Así por ejemplo, gran parte de los conocimientos adquiridos por los estudiantes de informática ya estará obsoleta cuando egresen, dada la vertiginosa velocidad de avance en materia de tecnología y conocimientos. Asimismo deberán adecuarse los métodos de enseñanza y de aprendizaje para poder competir en la sociedad global del conocimiento.

En la actualidad, Alemania sigue siendo una nación líder en la construcción de máquinas e instalaciones. Para que esto siga siendo así, ahora enfrenta la transformación hacia flujos de producción automatizados y la Industria 4.0. Cuando los estudiantes del área de la técnica de automatización o de la construcción de maquinaria comiencen a trabajar en 2, 3, 4 o 5 años, su puesto de trabajo quizás esté en Chile; sin embargo trabajarán con empresas interconectadas a nivel global. Sin embargo, el buen posicionamiento actual de Alemania en el mercado internacional ya no será de gran relevancia. Finalmente el más exitoso será más bien aquél que haya optimizado mejor sus procesos y flujos. La implementación de la Industria 4.0 ofrece la base para ello.

Muchas gracias

© Embajada de Alemania